El segundo desembarco. Multinacionales españolas en América Latina
Un documental de OMAL y Paz con Dignidad (2010), con guión y realización de José Manzaneda

Quinientos años después de la Conquista de América, las empresas multinacionales españolas, con el apoyo de la diplomacia, de los organismos financieros internacionales y de los medios de comunicación, se hacen con los sectores clave de las economías de América Latina.

Es el segundo desembarco. Modernización, generación de empleo, disminución de la pobreza... fueron solo mitos. El saldo en forma de impactos de todo tipo no puede ser más negativo: daños medioambientales, desplazamientos de población, carestía y deficiencias de los servicios públicos privatizados, deterioro de los derechos laborales, violaciones de los derechos humanos y, en general, saqueo económico y de los recursos naturales.

Frente a ello, hoy, una amplísima red de organizaciones sociales del Sur y del Norte coordinan sus luchas y resistencias.

 
  • Un video de:
    Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL) y Paz con Dignidad.
  • Guión, realización y producción:
    José Manzaneda.
  • Duración:
    41 minutos.
  • Formato:
    PAL 16:9
  • Versiones:
    español, euskara, english, française.
  • Año:
    2010.

Ver el documental online aquí >>

 

NUESTRA EDAD DORADA - MAQUETAS 1988 - 1998

 

 

 

- Descárgate el reportaje en alta calidad de imagen aquí -

Recueda que tenemos la entrevista a Paco 'Dobleache' (Director de la revista HipHopNation) para verla a través de este video, gracias a la colaboracion de JRinsanu poniendo las entrevistas en youtube. En este caso, estuvimos hablando con Dobleache para que nos contara sobre la epoca de Jazz Two.

Planeta Mestizo - Entrevista Dobleache (Jazz Two)

 

 
REPORTAJE. ARTE SIN FRONTERAS

REPORTAJE. ARTE SIN FRONTERAS
Una fiesta por la cultura
 


Centenares de personas recorren el centro de Alicante en protesta por la suspensión del III festival divulgativo «Alacant Desperta»

Distintos colectivos culturales que sueñan, crean, imaginan y únicamente solicitaban al Ayuntamiento «un lugar con el que compartir todas estas experiencias» salieron ayer a la calle para protestar por la negativa del alcalde a la organización de la III edición «Alacant Desperta». Y para todo ello, se disfrazaron, rieron y se divirtieron en la «mani-fiesta-acción» que organizaron y extendieron a todo el centro de la ciudad entre música, timbales y bailes, demostrando que existe un arte «que va mucho más allá del teatro Principal o el Arniches».
 

JUAN JOSÉ PAYÁ
 

La cultura no conoce de fronteras pero sí de barreras. Y una de ellas fue la que precisamente impidió el arranque de la III edición de «Alacant Desperta». Un espacio multicultural en el que se abordan distintos campos de la literatura, teatro y otras artes dando un paso más allá de «la cultura imperante y que hacen el teatro Arniches o el Principal porque aquí se promociona a artistas y proyectos de nuestra tierra» asegura la organizaciFotoón.

El pretexto que ha impedido su celebración en el castillo de San Fernando y que se conoce desde el domingo 5 de marzo, «injustificado descaradamente» para buena parte de los consultados en la protesta, ha sido el peligro al que se exponían los parques de la zona. Pese a todo, no ha habido «ningún informe negativo en cuanto orden públicos o destrozos» respecto a otras ediciones anteriores.
 

Ante la tormenta reinante, centenares de personas convocadas por la plataforma «Alicante desperta» y, venidas de distintos puntos de la provincia, salieron a la calle haciendo uso de sus mejores armas: sonrisas, juegos, bailes y música que no cesaron, amplificando su protesta a todas y cada una de las principales calles por las que circularon el riachuelo humano.

La «fiesta» partió del instituto Jorge Juan y discurrió por las calles Benito Pérez Galdós, Salamanca, Renfe, Maisonnave, Paseo de Federico Soto, Plaza de los Luceros, Alfonso el Sabio, Constitución, Duque de Zaragoza y Altamira hasta finalizar frente al Ayuntamiento. Al trayecto se añadieron distintos actos culturales como una emotiva lectura en el Mercado Central, en recuerdo de todos los caídos en aquel trágico bombardeo sufrido en la Guerra Civil Española.

De principio a fin, la marcha callejera mostró el vivo pálpito de unos artistas que no piensan desfallecer ahora, dispuestos a luchar y reivindicar un festival cultural alicantino que está más despierto que nunca.


extraído de: http://www.diarioinformacion.com/
 

 

[tienes algunas imágenes de la manifestación en

 nuestra sección de fotos]

 

MANIFESTACIÓN ALACANT DESPERTA: POR LA CULTURA BASE

 

CONVOCATORIA
MANIFESTACIÓN
POR LA CULTURA DE BASE


SÁBADO 8 DE ABRIL A LAS 19H

SALIDA DESDE: Gral. Marvá, bajo las escaleras del Jorge Juan.

FIN DEL RECORRIDO: Ayuntamiento de Alicante.


Como respuesta a la decisión del Ayuntamiento de prohibir la celebración del Festival "Alacant Desperta" en Alicante, la asamblea de dicha asociación  desea comunicar que ha solicitado al gobierno civil la celebración de una manifestación  por la Cultura de Base para el sábado día 8 de abril a las 19h.

Dicha manifestación saldrá de Gral. Marvá, bajo las escaleras del Jorge Juan y discurrirá por las calles Benito Pérez Galdós, Salamanca, RENFE, Maisonnave, Paseo de Federico Soto, Pl de los Luceros, Alfonso el Sabio, Constitución, Duque de Zaragoza y Altamira para terminar con una concentración frente al Ayuntamiento.

Pedimos a toda la población y al entramado asociativo de la ciudad que se solidarice con Alacant Desperta ante la decisión despótica de nuestro Ayuntamiento de no permitir la celebración de un Festival que:

1º No le cuesta ni un duro a las arcas municipales.


2º Se ha celebrado en dos ocasiones sin recibir ningún informe negativo; ni en cuanto a orden público ni a destrozos en el lugar de celebración (dejamos 300 euros de fianza obligatoria que no se han utilizado).


3º Se dedica a promocionar artistas y proyectos de nuestra tierra (éste año más de 400 personas), labor ésta de la que el propio Ayuntamiento hace dejación.



Pretendemos que sea una manifestación lo más lúdica posible por lo que podéis disfrazaros, pintaros, llevaros vuestros instrumentos musicales...


Los que tengáis pensado acudir como colectivo (ya sea musical, teatrero...) o deseéis realizar alguna performance u otra actividad deberíais comunicarlo a la asamblea para que no nos molestemos unos a otros.

Convocamos también desde aquí ASAMBLEA el martes 28 a las 21'30 en Sgto. Vaíllo 28 al objeto de coordinar ideas para la organización de la manifestación.

¡¡QUE LA IMAGINACIÓN OS ACOMPAÑE!!

 

 

Cultura Alicantina Vs Ayuntamiento de Alicante: SUSPENDIDA la III edición del Alacant Desperta

El Ayuntamiento cierra las puertas para realizar el Alacant Desperta en la ciudad.


Acudeix a la propera Asamblea d´Alacant Desperta: el dimarts 28 de Març en els locals de la Meca en Sgto. Vaíllo nº 28

¡¡SUSPENDIDO!!: 3ª edició del Festival Multicultural i Sol.lidari ALACANT DESPERTA s´ha posat en marxa. Seran els dies 7, 8 i 9 de Abril de 2006

 

...vagos razonamientos negaban la posibilidad de llevar a cabo los eventos culturales que llevamos realizando la plataforma cultural durante los últimos años en las faldas del castillo de San Fernando o alternativas...

MOTIVOS:

1. Área de servicios y mantenimiento del Ayuntamiento de Alicante: "no es partidario de celebrar el festival por no ser adecuado para ello".

2. Área de economía y hacienda del Ayuntamiento de Alicante: argumentando "que este tipo de actuaciones esta proliferando en demasía y supone un deterioro del mobiliario urbano, jardines y elementos ornamentales", todo ello a un mes vista de las fechas del festival.

+ info en:

http://www.alacantdesperta.net/comunicado_prensa.htm

 

Comentarios:

1. Los espacios se pueden habilitar y adecuar conforme a las necesidades, más siendo un espacio abierto, alejado de vecinos y en una zona donde, debido a su ubicación, queda un tanto alejado de las vías principales de tránsito de la ciudad.

2. La proliferación de este tipo de actos no debe ser ningún problema, más como lo viene siendo el Alacant Desperta, en donde el único interés es el aumento de actividades culturales en la ciudad, bien con conciertos, talleres, proyecciones, etc...

Por otra parte, el deterioro urbano, de jardines y elementos ornamentales, es mínimo ya que:

- es difícil deteriorar más el entorno donde se ha propuesto la ubicación del festival en las faldas del Casillo de San Fernando. Es un espacio muy poco cuidado a lo largo del año, casi olvidado, del cual se hace muy poco uso.

- el deterioro de jardines es nulo, ya que en esa ubicación no hay. Hay árboles, tierra y cemento.

- el deterioro de los elementos ornamentales, es decir, de los elementos que adornan el entorno al cual nos referimos es mínimo. Ya que no hay ningún elemento frágil, bien sean flores cuidadas, estatuillas de decoración, carteles, farolas... el único elemento es una estatua sin cabeza pintada con spray negro que pone: "españa blanca"... la cual lleva años y sí deteriora el entorno claramente y ofende a gran parte de la población.

 

Definitivamente la Antártida se derrite
Según un estudio reciente basado en observaciones por satélite la capa de hielo del continente antártico ha disminuido mucho en los últimos años.

No nos habíamos recuperado de la noticia de la desaparición del hielo en Groenlandia de hace unos días cuando un nuevo estudio también apunta también al calentamiento global como causa de la progresiva desaparición del hielo del continente antártico.

Para llegar a esta conclusión unos investigadores de la Universidad de Boulder en Colorado han usado datos procedentes de un par de satélites de la NASA que orbitan alrededor de la Tierra midiendo el campo gravitatorio.

Esta capa de hielo representa un 90% de todo el hielo que hay sobre la Tierra y su desaparición, al ser en su mayor parte no flotante, conllevaría un aporte gigantesco de agua dulce a los océanos terrestres con el consiguiente aumento del nivel del mar y cambio de las corrientes oceánicas.
Los datos proceden del satélite GRACE señalan que la capa de hielo pierde unos 152 kilómetros cúbicos de hielo anualmente.

Este es el primer estudio que pone de manifiesto que el total de la masa de hielo antártico esta en declive y que los efectos regionales señalados con anterioridad no tienen una compensación en otras regiones del continente. El estudio salió publicado el pasado 2 de Marzo en la edición electrónica de la revista Science y ha sido llevado a término por John Wahr y Isabella Velicogna.

Esta pérdida anula equivale a un aumento del nivel de todos los océanos terrestres en 0,4 milímetros.

Algún modelo predijo en el pasado que la masa total de hielo antártico podría aumentar en volumen por el aumento total de las precipitaciones debido al propio cambio climático, pero este nuevo estudio no sólo no confirma esa predicción, sino que además afirma que la masa total disminuye. Este método tiene en cuenta tanto el hielo en las zonas costeras como el hielo del interior del continente. Si hay más precipitaciones en el interior no son lo suficientemente cuantiosas como para compensar la pérdida que se produce en las costas.

El proyecto GRACE fue puesto en funcionamiento por la NASA y Alemania en 2002 y consta de dos satélites que separados 200 km orbitan en paralelo la Tierra 16 veces al día a casi 500 Km de altitud. Los satélites miden cambios en el campo gravitatorio terrestre regionalmente producidos por cambios en la distribución de masas, como en este caso las masas de hielo, así como el agua almacenada en el suelo y en acuíferos subterráneos.

Un cambio en el campo gravitatorio local significa un cambio en la masa local. Un sistema permite medir la distancia entre los satélites con una precisión de una micra (milésima de milímetro) y medir de este modo ese cambio de campo gravitorio y por tanto de masa.

Este sistema permite medir la cantidad de hielo acumulado en el continente con una precisión mejor que los sistemas basados en rádares o en altímetros y sistemas similares.

Hay que recalcar que este estudio no es un modelo computacional sino unos resultados basados en datos observacionales medidos a lo largo de los últimos años.

Tan grande como dos veces Australia la Antártida contiene el 70% del agua dulce del planeta en forma de hielo, que cubre el 98% de su superficie con un grosor medio de unos 2000 metros. Las masas de hielo flotantes representan sólo el 11% del total.

La total transformación de todo el hielo antártico en agua haría subir el nivel de los océanos en 6 o 7 metros.

Por otro lado la agencia europea del espacio ha aprobado recientemente la reconstrucción del satélite Criosat, destruido durante su lanzamiento, y que pretendía medir también el nivel de los hielos polares.

Referencias:

- Velicogna I.& Wahr J. . Science express. Doi: 10.1126/science.1123785
- Zwally J., et al. J. Glaciology, 51. 509 - 527 (2005).
- Artículo on line.

extraído de: http://neofronteras.com/

 

El 40 por ciento de la amazonía podría desaparecer antes de 2050
Hasta el cuarenta por ciento de la selva amazónica podría desaparecer antes del 2050, a menos que se apliquen medidas para la conservación de ese enorme ecosistema, según un informe que publica hoy la revista científica británica "Nature".

El documento, elaborado por el científico brasileño Britaldo Silveira Soares-Filho, de la Universidad Minas Gerais (Belo Horizonte, sur de Brasil), también subraya que la amazonía ha sufrido la destrucción de importantes hábitats naturales.

Esa degradación se debe a la deforestación acaecida como consecuencia de las actividades humanas para crear espacios destinados al pasto del ganado y el cultivo de soja.

Según Soares-Filho, la cuenca del río Amazonas "ha entrado en una nueva era debido a que los crecientes beneficios que generan la ganadería y la producción de soja aumentan la deforestación y contribuyen a la expansión de la red de carreteras hasta el centro de esa región".

Si no cambia el actual uso humano de la selva y se refuerza su protección, el experto de la Universidad Minas Gerais calcula que el tamaño de la amazonía se reducirá de 5,3 a 3,2 millones de kilómetros cuadrados antes del año 2050.

En opinión del científico, los ganaderos y agricultores de soja "podrían cumplir más la ley medioambiental de Brasil, que contempla la protección de la vegetación del río (Amazonas) y las reservas forestales" si la utilización adecuada de esa tierra fuera un requisito para "acceder a los lucrativos mercados internacionales".

Asimismo, el informe advierte de que la deforestación amazónica podría afectar al calentamiento global de la Tierra, dado que la supresión de los árboles implicaría la emisión de miles de millones de toneladas de dióxido de carbono que contaminarían la atmósfera.

Y es que la cuenca del Amazonas regula el clima de casi toda América del Sur y sus árboles son los grandes procesadores de dióxido de carbono y suministradores de oxígeno.

Como "muchos de los beneficios de la conservación de la amazonía repercutirían en la humanidad", Britaldo Silveira Soares-Filho insta a los países ricos a financiar programa de protección medioambiental en la región.

Considerada la cuenca fluvial más grande del mundo, la región amazónica es un gigantesco ecosistema de selvas tropicales que se extiende sobre un área de siete millones de kilómetros cuadrados.

Los expertos consideran a esa zona como la reserva biológica más rica del mundo, con varios millones de especies de insectos, plantas, pájaros y otras formas de vida, muchas de las cuales todavía no han sido catalogadas por la Ciencia.

extraído de:  http://www.sevillaindependiente.com/

 

¿Por qué la pobreza no es noticia?

Mario Lubetkin
Bitácora

Toda vez que un grupo de gobernantes o de políticos de cualquier parte del mundo se reúne para discutir sobre la necesidad de operar en favor del desarrollo económico y para mejorar la condición de los miles de millones de pobres que ensombrecen el panorama planetario, la conclusión es unánime: no hay en la agenda mundial un asunto más importante que éste, junto con el mantenimiento de la paz y de la seguridad internacionales.

Sin embargo, cuando observamos el exiguo tratamiento que los medios de comunicación --no sólo de los países ricos sino también de los subdesarrollados y por lo tanto víctimas de la pobreza- le conceden a estos temas, no se puede evitar una sensación de desconcierto.¿Si se trata realmente de tan graves situaciones y si es posible unir esfuerzos para superarlas o al menos mitigarlas, por qué se habla tan poco de todo esto en los diarios, en las radios y en las televisiones?

Citaré el ejemplo más reciente y sobresaliente. A mediados de septiembre pasado se celebró en Nueva York la mayor reunión cumbre de la historia, es decir a la que asistió el mayor número de jefes de estado y de gobierno, precisamente para reafirmar el compromiso con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que apuntan a reducir a la mitad la pobreza en el mundo en el año 2015. Por supuesto que a esa reunión sin precedentes algún espacio le dedicaron los medios de información.

¿Y después? Se supone que durante las semanas posteriores a la conclusión de la super cumbre hubo numerosas ocasiones para volver a ocuparse del tema, incluso para referirse en cada país crítica o negativamente a la actuación de los respectivos gobiernos, a la instrumentación de los compromisos adquiridos, o a tantos otros aspectos. Pero no sólo hemos hallado escasas informaciones en las fuentes que revisamos regularmente, sino que asimismo hemos advertido poco interés en los medios, en general, en recibir análisis para el seguimiento de los ODM.

Los periodistas especializados en desarrollo y cooperación nos enfrentamos, por lo tanto, a una realidad testaruda y difícil de modificar: hay poco espacio para estos asuntos en los medios de comunicación.

Si esta es la realidad nace otra pregunta: si los medios de comunicación, especialmente los de gran circulación, le otorgan tan poco espacio a los temas del desarrollo ¿debemos concluir qué, no obstante la relevancia que tienen en la agenda de la comunidad internacional no son realmente importantes? Cuando discuto con colegas de medios influyentes la respuesta que coinciden en darme es que, pese a su innegable importancia global, estos asuntos no interesan a sus audiencias.

Hay otro enfoque del problema que no se puede eludir. Si los comunicadores especializados en el desarrollo no aceptamos la tesis de que es reducido el interés de los ciudadanos sobre estos temas, una parte de la culpa le corresponderá a los responsables de los medios, pero otra parte recaerá en nosotros mismos por no cubrir de la mejor manera --es decir, en forma clara y atractiva para los medios de comunicación y sus lectores-- asuntos tales como el drama de la pobreza.

Entretanto, surgen en la sociedad civil y aún en los medios de comunicación iniciativas que apuntan a lograr un mayor impacto sobre la conciencia pública en relación a la pobreza y los OMD. El ejemplo más conocido es el Llamado Mundial a la Acción contra la Pobreza (GCAP), la mayor coalición de organizaciones que luchan contra la pobreza, que representa a más de 150 millones de personas en 75 países. Es notoria la participación del GCAP en la última cumbre del G8 que decidió la reducción de la deuda de los países más pobres del globo. Integran la coalición comunidades de base, sindicatos, organizaciones religiosas y sociales y también medios de comunicación, IPS entre ellos.

Otra experiencia digna de mención es la de Com+ Alliance, una asociación de organizaciones y de profesionales de la comunicación identificados con una visión del desarrollo sostenible. Junto con IPS forman parte de la alianza el BBC World Service Trust, la Reuters Foundation y Televisión Española TVE, entre otros.

Con estos y otros medios de comunicación nuevos y pujantes como la cadena árabe Al Jazeera, la cadena latinoamericana Telesur, la televisión estadounidense Current TV, nuevos canales satelitales como la italiana RAI 24 ore y algunos segmentos regionales de la network global para jóvenes MTV, IPS comparte un proceso de reflexión para identificar nuevos caminos para invertir las tendencias negativas que he comentado.

¿Qué es lo que está en juego? Mientras la información y el debate sobre el desarrollo económico y la lucha contra la pobreza no lleguen al gran público, la cooperación internacional seguirá siendo una materia exclusiva de funcionarios y especialistas y ajena a los ciudadanos. A su vez, sin la participación y el compromiso de la ciudadanía es improbable que los gobiernos hagan todo lo que podrían hacer para llevar a cabo un programa tan ambicioso y erizado de obstáculos como los ODM.

 

Mario Lubetkin es el Director General de la agencia IPS. Uruguay

articulo extraido de: http://www.nodo50.org/tortuga/article.php3?id_article=2864

 

 

El cifrado del Che Guevara
Al parecer, en 1967, cuando el ejército boliviano capturó al Che, encontraron en su poder unos borradores que podían corresponder a un mensaje cifrado de Guevara.

leer artúculo original: http://www.caslab.cl/spn/curiosidades/guevara.html

 

 

Denuncia por matanza de aves acuáticas protegidas en el entorno de Doñana

ANDALUCÍA 14/02/2006

Los últimos censos realizados por la Estación Biológica de Doñana indican la escasez o total ausencia de varias especies de aves amenazadas en el espacio protegido de Doñana. Según esta entidad científica no se ha podido constatar la presencia de calamón común, focha moruna, cigüeña negra y morito, especies incluidas en las mayores categorías de amenaza y que son habituales en el entorno de Doñana. Esta ausencia no indica necesariamente su desaparición en la zona, sino que se encuentran concentradas en áreas periféricas a este espacio natural, como es el caso del Brazo del Este (Paraje Natural) y el resto de humedales y arrozales de la cuenca baja del Guadalquivir. En este sentido WWF- ADENA y Ecologistas en Acción alertan del grave riesgo que sufren estas especies fuera de zonas protegidas, ya que están siendo objetivo de furtivos que las eliminan achacando molestias y daños a la agricultura. Daños que no son debidamente documentados y que, en todo caso, deberían ser indemnizados por las administraciones competentes, como modelo deseable de integración entre explotación agrícola y conservación de la naturaleza.

En el caso concreto del calamón común, especie que se recuperaba satisfactoriamente después de estar al borde de la extinción y con una población estimada en las Marismas de hasta 12.000 individuos en 2001 - 2002, ha reducido su población en un tercio (4.000 individuos) debido a la persecución sistemática de la que es objeto en los arrozales de la cuenca baja del Guadalquivir. Tenemos constancia de la utilización de redes para su captura y la celebración de batidas con palos y perros para perseguir y capturar calamones. Las organizaciones firmantes de este comunicado recuerdan que la persecución, muerte y molestia de esta especie está considerada como un delito contra nuestro patrimonio natural. Delito que debería ser perseguido con toda la fuerza de la ley.

WWF-ADENA y Ecologistas en Acción, organizaciones implantadas desde hace años en el entorno de Doñana y conocedoras de la grave situación que atraviesa este espacio natural y su entorno, exigen a la Consejería de Medio Ambiente de Andalucía, que ponga fin a las matanzas de calamones y otras especies protegidas en el entorno de Doñana.

Debemos recordar que Doñana ejerce un papel vital, a escala continental, para la conservación de estas especies. En el caso del calamón común, la protección efectiva a la que estaba sometido en Doñana hasta hace unos años ha permitido su expansión y recuperación en el resto de Andalucía, vía Valle del Guadalquivir, y por extensión en el resto de comunidades autónomas. Debemos reconocer que la reducción del número de calamones en Doñana supone un riesgo elevado para la conservación de la especie, riesgo que no estamos dispuestos a asumir y que la Junta de Andalucía tiene la obligación de evitar. En este sentido se echa en falta una mayor diligencia a la hora de denunciar los desmanes de la agricultura y la acción de los furtivos en el entorno de Doñana.

articulo de:  http://www.ecologistasenaccion.org/article.php3?id_article=4093 

 

¿Aún usas Internet Explorer?
Hay muchos navegadores web disponibles. ¿Usas Internet Explorer porque crees que es el mejor, o porque no conoces otros?

Muchos creen que ya les va bien IE, pero hay muy pocos que lo vuelvan a usar después de probar otro. Te propongo que conozcas otros, que son gratuitos y mejores, para que decidas tú cuál usar (porque lo más seguro es que no fuiste tú quien decidió, sino que el programa ya venía con el sistema)...

Interesante artículo de Daniel Clemente: http://www.danielclemente.com/navega/popup.html 

 

[Galiza] ¡No a la destrucción del litoral!

Intereses especulativos amenazan el hermoso litoral gallego. Varias inmobiliarias, en coalición con los Ayuntamientos, planifican convertir las costas gallegas en un buen escaparate para el turismo burgués, construyendo viviendas para segunda residencia, campos de golf para l@s ric@s y puertos deportivos, destruyendo así la singularidad y belleza de nuestras costas. Debemos enfrentarnos tod@s a esta ofensiva del poder capitalista y plantar cara a la destrucción que planifican, ya que si no somos nosotros los que salimos en defensa de la Tierra y el medio ambiente, quedará inevitablemente a merced del capitalismo mas salvaje, que no tiene otros sentimientos e intereses que el lucro a costa de lo que sea y pasando por encima de quien sea. Por todo esto, desde la FAG vamos a desarrollar una campaña contra la destrucción de la costa gallega. Vamos a hacer frente al terrible poder del dinero que es una amenaza constante para el planeta con todas sus formas de vida incluidas.

Defendamos a la madre de tod@s, la Tierra ¡No permitamos que los intereses capitalistas arrebaten la belleza natural de nuestras retinas! ¡Defendamos el litoral gallego contra el turismo burgués!

Federación Anarquista Galega

fuente: http://www.alasbarricadas.org/noticias/?q=node/2163 

 

 LIBERTAD DIGITAL: La Gendarmería francesa dejará de usar Internet Explorer para pasarse a Firefox por ser más seguro

La Gendarmería francesa ha anunciado que dejará de utilizar en sus 70.000 ordenadores el navegador Internet Explorer para pasarse al Firefox de Mozilla por ser más "confiable, seguro y compatible con el resto de los programas de la administración". El plan es que para finales del año, ninguno de los ordenadores tenga aún el programa de Microsoft. Con el nuevo navegador también instalarán el programa de correos electrónicos Thunderbird, también de Mozilla.

(Libertad Digital) El general de la Gendarmería, Christian Brachet, responsable de la subdirección de telecomunicaciones e informática, señaló que todos los ordenadores tendrán ya los nuevos programas para fin de año y subrayó que la razón principal para el cambio es que Firefox está basado en el estándar W3C (World Wide Web Consortium), lo que garantiza que todas las comunicaciones entre ordenadores funcionen correctamente.

 Además, la gendarmería también ha pensado en el momento en que los ciudadanos quieran hacer alguna denuncia a través de Internet y por eso han querido aclarar que el hecho de que ellos usen este navegador no significa que todos tengan que usarlo siempre y cuando respete el estándar WC3. Se trata de un nuevo golpe a Microsoft ya que la Gendarmería también decidió el año pasado dejar de lado el Office para comenzar a trabajar con el OpenOffice. De hecho, ya lo hacen con la versión 1.4 y se pasarán a la 2.0 el próximo mes de marzo. Otras fuentes señalaron que la migración a Firefox le ahorrarán a la Gendarmería unos 2 millones de euros por año.

 

 

Contracultura juvenil de la okupación

Lo cierto, sin embargo, es que ya existen en las grandes ciudades edificios suficientes para remediar en seguida, si se les diese un empleo racional, toda verdadera penuria de la vivienda. Esto sólo puede lograrse, naturalmente, expropiando a los actuales poseedores y alojando en sus casas a los obreros que carecen de vivienda o que viven hacinados en la suya. Y tan pronto como el proletariado conquiste el poder político, esta medida, impuesta por los intereses del bien público, será de tan fácil ejecución como lo son hoy las otras expropiaciones y las requisas de viviendas que lleva a cabo el Estado actual."

(F.Engels, Contribución al problema de la vivienda, 1872)

"La propiedad es el robo. (...)La idea de robar es la de un hombre que oculta, coge, distrae una cosa que no le pertenece. (...)La propiedad es el derecho que tiene el hombre de disponer de la manera más absoluta de una propiedad social. Por consiguiente, si estamos asociados para la libertad, la igualdad, no lo estamos para la propiedad; luego, si la propiedad es un derecho natural no es social, sino anti-social. (...)El derecho de ocupación impide la propiedad, el derecho del trabajo la destruye. (...)He demostrado el derecho del pobre; he probado la usurpación del rico; pido justicia: la ejecución de la sentencia no me incumbe."

(P.J. Proudhon, ¿Qué es la propiedad?, 1840)

 

PARA ENTENDER EL PODER TRANSVERSAL DEL MOVIMIENTO OKUPA...

“El sistema es capaz de matar dos pájaros de un tiro al llevar a sus oponentes a ofrecer ‘soluciones constructivas’ a sus propias crisis. De hecho necesita una cierta oposición para dar cuenta de los problemas, forzarlo a racionalizarse, probar sus instrumentos de control y proveer de excusas para imponer nuevas formas de control. Las medidas de emergencia se convierten imperceptiblemente en procedimientos normales y, de igual forma, regulaciones que normalmente podrían ser contestadas, se introducen en situaciones de pánico. La lenta y constante destrucción de la personalidad humana por todas las instituciones en la sociedad alienada, desde la escuela y la fábrica a la propaganda y el urbanismo, aparece como normal cuando el espectáculo enfoca obsesivamente crímenes individuales sensacionales, manipulando a la gente hacia una histeria a favor del orden público.”

(Ken Knabb, 1997)

 Pincha aquí para ver el documento entero...

LAS DOS CARAS DE LA CONTRACULTURA

Por: Luther “punx” Blisset
Colectivo Contracultura
contraxcultura@yahoo.com


“¿Qué es un hombre rebelde? Un hombre que dice que no. Pero si se niega, no renuncia: es además un hombre que dice que sí desde su primer movimiento. Un esclavo, que ha recibido órdenes durante toda su vida, juzga de pronto inaceptable una nueva orden. ¿Cuál es el contenido de ese “no”?”
Albert Camus

La contracultura es en principio una negación. Del mismo modo, en términos de Sartre, la libertad consiste en la capacidad de “anonadar” o hacer nada la realidad que nos rodea, y esta negación sólo puede llevarse a cabo desde la imaginación. Sólo ella y la conciencia humana pueden crear objetos imaginarios que aunque no tienen existencia por sí mismos son potencialmente renovadores. Estos objetos imaginarios son productos humanos mediante los cuales se manifiestan los sujetos que mueven la historia y que hacen posible salir de esa realidad dada para transformarla constantemente. La esencia de la contracultura es la afirmación de esa libertad. Por lo tanto es la negación de la realidad y a la vez la creación de objetos imaginarios inéditos. Tiene necesariamente que ver con un movimiento de la imaginación que actúa para salir de la realidad y sobrepasarla. En el caso específico que nos concierne lo que se niega es la cultura y, por lo tanto, entramos en el difícil problema de saber a qué nos referimos con esta negación. Para nosotros se trata de la cultura que atraviesa toda nuestra actividad, es decir de la vida misma, de todas nuestras relaciones, de la acción; no simplemente hablamos del término como se emplea usualmente para describir la metáfora del cultivo de la tierra, que aunque hermosa y rica, se ha simplificado hasta el punto de hacerse equivalente con el hombre culto . En el sentido que proponemos entender la cultura, cultos somos todas y todos. De una forma u otra la cultura nos atraviesa y si es cierto que el lenguaje – que hace parte de ella- precede a la existencia, la cultura también nos precede a cada uno y de esta forma al nacer la encarnamos. Entonces, contracultura es todo aquello que niega la totalidad de la realidad humana y que al hacerlo imagina la posibilidad de otra realidad.

Sin embargo, no podemos afirmar que la contracultura sea o haya sido homogénea en todos los tiempos y espacios. Al ser la negación tanto de la cultura, como de nuestra propia encarnación de ella, la contracultura varía según la época, el lugar, la clase social y el individuo. Ningún acto contracultural es vivido por todas y todos de la misma forma, por más uniforme que parezca ser un grupo. Para poner un ejemplo límite, podemos afirmar que es muy posible que, debido a todas la variantes anteriormente expuestas, un acto contracultural que cumpla su objetivo en algún lugar del planeta, sea en otro, algo descabellado o sin sentido. No obstante me interesa señalar aquí principalmente sólo uno de los factores que definen lo contracultural y que tiene implicaciones en la reflexión misma sobre el contenido de la contracultura. Así pues, en una cultura que privilegia a ciertos grupos que son los dominantes y que por tanto permite parcialmente su desarrollo, los integrantes de estos grupos asumirán dicha cultura, paradójicamente, como natural. Es por esto que tal cultura comienza a asumirse como neutral y, por lo tanto, como una cultura (sospechosamente) aséptica. Pero como estos grupos y la cultura que definen son los dominantes, la masa de seres dominados nace y se hace también bajo estos parámetros, de tal forma que el conjunto completo de la sociedad vive en el embrujo de la cultura naturalizada.

Ricos y pobres, 'desclasados' o desplazados, vivimos todos según una cultura, que parece arrastrarnos. Empero, de manera inversamente proporcional la negación es una constante. No sólo los dominados rechazan la cultura de muchas maneras, algunas de ellas inconscientes, sino también los dominantes se enfrentan a su propia forma de vida. Los roles no son siempre estáticos y por ello cada ser humano se debate entre estos dos polos. Cada uno de nosotros es a su vez dominado y dominante y según el puesto que se ocupa en una sociedad se manifiestan las respuestas a dicha situación, en este caso, el rechazo. Para poder negar algo habrá que tener acceso a ello y para cambiarlo se necesita además ser conciente en mayor o menor grado de lo que se reproduce. Es por ello que la contracultura se define dependiendo de las posibilidades culturales de cada grupo. Algunos grupos negarán consecuentemente cierto tipo de educación lo que se representa como una forma de contra educación o de educación alternativa. De la misma forma el Dadá, el Surrealismo y otras formas de arte se lanzan violentamente contra el arte al que se niegan a acceder privilegiadamente. Estos tipos artísticos buscan eliminar (como el caso límite de la negación imaginaria) al arte encarcelado y momificado de los museos. Estos ejemplos revelan lo queremos definir como la táctica cultural contra lo que se denomina gramática cultural. Metafóricamente la gramática cultural es el “sistema de reglas que estructura las relaciones e interacciones sociales [y que] abarca la totalidad de los códigos estéticos y de las reglas de comportamiento que determinan la representación de los objetos y el transcurso normal de situaciones en un sentido que se percibe como socialmente conveniente” (1) y la contracultura es la respuesta creadora y libertaria contra ella. Revelar este sistema como no natural, como susceptible de cambio, mostrar sus implicaciones nefastas, tenerlo crudo frente a la vista, negarlo y así posibilitar su eliminación real-imaginaria es la tarea que nos hemos propuesto.

Ahora bien, dije antes que la cultura es vivida por todos de maneras diversas y también que en diferentes circunstancias asumimos diferentes roles. A este respecto quiero resaltar algo que poco se tiene en cuenta en los medios (contra) culturales: mucho de lo que se denomina contracultura puede ser entendido, en otros contextos y vividos por ciertos sujetos, como cultura popular. Este es el sentido del teatro callejero, de los carnavales, de las manifestaciones de protesta, de la música popular, etcétera, en los que por lo general se utiliza el humor y la sátira como arma contra el poder. Habitualmente estos eventos, como contrasentidos de la gramática cultural imperante, son vehículos de catarsis colectivas que enfrentan de este modo las circunstancias y las subvierten, así sea temporalmente. Utilicemos como ejemplo y según nuestros intereses la música popular de algunas regiones de un país latinoamericano. Quien haya escuchado las letras originales de la Champeta o de los corridos populares puede dar prueba de ello. Esta música expresa en su mayoría una burla de las relaciones de autoridad y subvierte las relaciones dominantes. La cultura popular es en estos casos una forma de romper el cerco que nos hemos impuesto, un lugar de escape y de creación.

Es así que como colectivo Hardcore/ punk, rescatamos nuestra vivencia como un ejemplo de expresión que puede definirse e identificarse dentro de una tonalidad múltiple, entre lo contracultural y lo popular. Este tipo de música, de pensamiento y de acción es algunas veces violenta y se niega a sí misma, p. e. niega la música constituyéndose como ruido o niega la “política” como una fuerza coercitiva. Otras veces se afirma como música popular que puede ser ejecutada por cualquiera, en tanto tenga algo que decir, y proclama la política (2) (ese algo que decir) como el rasgo esencial de la existencia. Otras veces es negativo, pero no violento, y se desliza a través de los espacios bajo la forma de distribución y reproducción que dice no al estándar comercial “artístico” y que se resume en la frase “Hazlo tú mismo”. Otras veces se dedica a la fiesta de la que habla Hakim Bey (3): compartir entre afines e iguales la espontaneidad del flujo de ideas y actividades, a pesar de las grandes diferencias (incluidas las de clase), todas y todos disfrutamos de la fiesta. En otras ocasiones, haciendo gala de una seriedad alegre, el Hardcore/ punk se reúne en torno a Kropotkin o los situacionistas con el ánimo del conocimiento y el debate.

Por todo lo anterior es posible decir que la contracultura tiene, al menos, dos caras. Por un lado la de la negación abierta y conciente que proyecta imaginariamente una posibilidad y por otro la de la negación–afirmación como cultura popular. Desde cualquiera de la dos perspectivas se trata de un ejercicio de la libertad y de un intento por interferir la gramática cultural con el fin de conseguir un cambio cultural e ir ensanchando las grietas de esta estructura que nos envuelve con su halo sombrío.

(1) Blisset, Luther – Brünzels, Sonja (2000). Manual de la guerrilla de la comunicación . Barcelona: Editorial Virus, p. 17.

(2) Cfr. Colectivo Situaciones (2005). Por una política más allá de la política . Bogotá: Publicación del Colectivo contracultura.

(3) Bey Hakim, (1990). Zona temporalmente autónoma . Bogotá: Publicación del Colectivo Contracultura.

 

 

 

 

 

 

¿Qué es la Cultura Rastafari?

El Rastafarianismo es una religión de orientación política, cuya característica principal es no aceptar los valores impuestos por la ideología dominante. Arraigada en Jamaica, que está empezando a extenderse por todo el Caribe y entre las comunidades negras de Gran Bretaña y los Estados Unidos. La base fundamental de sus movimientos de protesta se encuentran en la Biblia, utilizada como una herramienta de análisis para los explotados, no sólo del sistema social injusto sino también de la religión establecida.


Esto empieza durante la Depresión de 1929, cuando aproximadamente 20.000 jamaiquinos volvieron a su tierra al terminar sus contratos de trabajo en países como Panamá y Cuba, en busca de empleo y un nuevo sentido colectivo de identidad. El impulso del Rastafarismo empieza con tres repatriados: Leonard Howell, Archibald Dunkley y Joseph Hibbert que por separado empezaron a propagar la divinidad de Haile Selassie quien había sido coronado emperador de Etiopía. Haile Selassie era, según la interpretación bíblica, el representante del Dios en la tierra.
"Los Fundamentos acerca de la divinidad del emperador etíope fueron extraídos de aquellas partes bíblicas que se referían a la gloria del reino antiguo de Etiopía y sus descendientes, de los cuales se decía que Selassie era el ultimo digno descendiente del Rey Salomón y la Reina Sheba". (Ken Post 1970, p, 194)


En 1922-1926 un industrial y predicador jamaiquino, llamado "Marcus Garvey", impulsó el movimiento con una profecía: "Mirad a África, un rey negro será coronado, porque la liberación está cerca". La salvación sólo se completaría con la vuelta a su patria africana; según Garvey, la década critica seria la de los años sesenta.


Con la coronación de Haile Selassie -Anteriormente Ras Tafari- como emperador de Etiopía en 1930, la primera parte de la profecía se había cumplido, y hubo gran expectación en Jamaica. Pero a pesar de la aceleración de los sucesos políticos de África, los años de 1960 no fueron el período de reasentamiento en masa desde Jamaica. Hubo una especie de repatriación espiritual. Las repercusiones del despertar mundial de la juventud se dejaron sentir por todo el Caribe, y en 1961, con el asentamiento del Gobierno, una delegación visito cinco Estados africanos para tratar de solucionar la cuestión del reasentamiento.


Tres años antes Haile Selassie había donado 500 acres de su propiedad personal a los grupos rastafarians o rastafarianos de Jamaica, y las renovadas discusiones abrieron el camino a mayores asentamientos. El número de repatriados sólo puede ser estimativo, pero muchos de ellos retornan a casa por las dificultades surgidas del lenguaje y otras formas de cultura. Como resultado se acordó un intento de transformación de la sociedad de caribe.


Aparte de Garvey, como padres de la fe han sido reconocidos Leonard Howel, J. N. Hibbert y Archibald Dunkley. De 1940 a 1945 Howell dirigió un grupo denominado "Pinnacle", formado por 1600 seguidores. Estaba situado en una zona de labranza cerca de Sligoville, y fue aquí que el estilo "dreadlocks" (rizos de miedo) surgió, copiado de fotografías de los salvajes modelos trenzados de los hombres de las tribus etíopes y masais. A los rastas se les sigue reconociendo por sus barbas y dreadlocks, aunque estos atributos a menudo indican un apasionamiento por la estética de la fe.


El primer movimiento de las autoridades contra la comunidad se produjo en 1941, con la acusación de que los hombres de Howell aterrorizaban a la población vecina. Howell lo negó, que sólo se había limitado a animar a los labradores locales a no pagar los impuestos. Setenta miembros del Pinnacle fueron arrestados y Howell enviado a prisión con una condena de dos años. Al fundarse los dos partidos mayoritarios del país - Jamaica Labour y People´s National -, la comunidad se deshizo y 163 miembros fueron arrestados.


En el Rastafarianismo hay cuatro temas centrales: reconocimiento de la divinidad de Jah Rasta, el espíritu "que mora en todos", la idea de repatriación, la superioridad de la raza negra y sus conexiones históricas con los hijos de Israel y la conducta de "Temor" una postura rebelde frente a la opresión blanca.


La doctrina básica es altamente eléctica, incorporando aspectos de concienciación tribal africana así como principios del Antiguo y Nuevo Testamento, en especial Ezequiel 30, 1 Timoteo 6 y Apocalipsis 17 y 19, con los que pretenden demostrar la divinidad de Selassie y describir la invasión de Etiopía por Italia.


El destronamiento y posterior muerte del emperador provocaron una serie de problemas. Como Ras Tafari creían en la divinidad de Selassie, pero su Gobierno había provocado acusaciones de excesos reaccionarios y ambición personal. Después de los años, sin embargo la situación de Selassie dentro del movimiento había cambiado, y por lo tanto las reacciones de asombro pudieron ser aceptadas sin daños serios. Su divinidad y no es artículo de fe, pero se le considera generalmente como un símbolo de la lucha negra.


Hay 19 grupos rastafarianos mayores en Jamaica y por lo menos dos en Londres. Se reúnen regularmente para lo que llaman "Groundations" (Fundamentaciones), en las que intercambian con gran interés ideas filosóficas y religiosas, y la marihuana o ganja -Considerada como un elemento que fortifica el cuerpo, alma y mente- se ingiere en grandes cantidades. Que usan en sus ceremonias y en la cotidianidad. La ganja es tan respetada que los rastas se lo dan a los recién nacidos en forma de té en el primer día de vida.


Muchos rastas viven en células cooperativas altamente creadoras. No aceptan el orden económico tradicional, manteniéndose con lo que producen ellos mismos, vendiendo Ganja, o por medio de sus propias empresas, como tiendas de discos y editoriales. En Gran Bretaña su trabajo tiene un aspecto misional, que incluye el rescate de isleños compatriotas en peligro de ir a la cárcel, ayudando a encontrar trabajo y proporcionando puestos de estudio.


La ideología rastamán no acepta la homosexualidad porque piensa que no es natural y que por eso Dios creó al hombre y la mujer. También consideran que las mujeres no son rastas de corazón. Ellos son antifeministas, están contra el aborto y piensan que el alto índice de natalidad es algo que los rastas deben aceptar como la voluntad de Dios. Desaprueban los métodos anticonceptivos porque los consideran un asesinato. Piensan que un miembro de su grupo no es responsable hasta que tiene un hijo.


Muchos rastas son músicos, y el efecto de su música, tanto en Jamaica como en Gran Bretaña, ha sido enorme. Rasta o "raíz" reggae es enfáticamente revolucionaria, acompañada a menudo con la prosa del libro de Apocalipsis. Su sonido seco, que se apoya en el libro y en el tambor, está desprovisto de la suave textura de tan característica del "soul" negro americano, que dominó el ambiente jamaiquino en años anteriores. La "suave" aproximación reggae, a menudo acompañada por un fondo electrónico, sigue prevaleciendo, y probablemente seguirá proporcionando al reggae la aceptación universal; pero la música "roots" influye si duda alguna en el ánimo de la mayoría de los jóvenes jamaiquinos con instrucción política.


El movimiento está dividido sobre el tema de la violencia, desde lo que se adhieren estrictamente a un código de paz y amor hasta los que adoptan el "nyahbingi" o "muerte a los blancos y negros opresores". El miedo y la mala interpretación de estos objetivos se han extendido en Jamaica desde los primeros años -una conversación rasta de 21 días celebrada en Kingston en 1958, fue particularmente notable, dando lugar a alborotos y arrestos en masa que continuaron hasta el final de 1959.


La tensión se suavizó algo después de la peregrinación a África de 1961, y hasta ha habido un cierto acercamiento oficial a la población rasta, en particular durante las elecciones de 1972. Pero parece muy posible que aumente la radicalización, al tiempo que más y más jamaiquinos universitarios de la clase media se sientan atraídos a esta fe. Rechazando el acercamiento subjetivo teológico de la vieja guardia, son al mismo tiempo más astutos políticamente. Como además dan gran importancia a la organización.


La conclusión de todo esto, podría ser; Los rastafaris, una manifestación de protesta en contra de la opresión blanca, y los valores impuestos por la ideología dominante, se caracterizan por transmitir al mundo a través de su música elementos de liberación espiritual. Sus canciones están impregnadas de una crítica a la sociedad dominante donde lo importante es afianzarse en sus raíces africanas, forjando una conciencia racial.


En síntesis, la música e ideología rastafari, no son simplemente una expresión artística, sino un reflejo del profundo descontento social al que se vieron sometidos los herederos de la cultura africana implantada en las Antillas y que ahora prevalece a pesar de los obstáculos colonialistas y postcolonialistas que intentaron exterminarlas y la marginaron en los estratos más bajos de la sociedad jamaiquina.


El rastafarismo, a través del reggae, nos abre las puertas y nos da la oportunidad de conocer su identidad. La cultura rastafari debe ser respetada, no hay que juzgarla, ni pensar si es buena o es mala con base al color de la piel, la estatura y las creencias, debemos aceptarla, pero teniendo conciencia de sus principios y fundamentos.

fuente: www.mundorasta.com.ar

 

 

 

EL CONSUMO Y LA SOSTENIBILIDAD
Antonio Lucena Bonny
Pensamiento crítico

Capítulo del libro Consumo responsable de Antonio Lucena Bonny, Talasa ediciones, Madrid, 2002.

A lo largo de este escrito se ha pretendido dejar claro cómo el consumo del Primer Mundo, en el que se supone que está el lector, influye en múltiples aspectos de la vida de la tierra en su totalidad; en este apartado se quiere poner en relación el consumo con la idea de sostenibilidad. No puede pensarse que sean variables independientes, sino interdependientes.

Es innegable que el organizar la vida al margen de la sostenibilidad es simplemente suicida, si no por lo que respecta al nivel individual sí por lo que hace referencia a la especie; el consumo, su cantidad y calidad, puede ser definitivo para la permanencia de los sucesores de los actuales habitantes del Globo. No está de más recordar algunas ideas sobre el concepto de sostenibilidad.

Este fue precisado en un libro ya clásico, coordinado por Brundtland, y de título Nuestro futuro común; a partir de entonces se entiende como desarrollo sostenible aquel que permite satisfacer las necesidades de las generaciones actuales sin poner en peligro la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras. De esta manera, el testigo de la vida irá pasando de padres a hijos con igualdad de oportunidades en cada una de las entregas.

Prácticamente a priori se puede establecer que para que se den condiciones adecuadas para tal tipo de desarrollo, la actividad humana ha de cumplir unas condiciones mínimas; entre ellas cabe destacar, como ya puntualizó el informe citado:

- El consumo de materias renovables no debe superar su tasa de reproducción.

- El consumo de bienes no renovables no debe superar el ritmo al que se encuentre sustituto para ellas.

- La velocidad de generación de residuos será inferior a aquella a la que los metabolice la naturaleza.

Se hablará a continuación de cada uno de estos apartados.

Por supuesto, se ha insistido en que hay una serie de recursos que año tras año la naturaleza se encarga de volver a proporcionar. Uno de ellos es el agua dulce; el ciclo de ésta es complejo y pasa por los tres estados de la materia, pero a la postre, e independientemente de cómo se realicen los balances, el agua será un bien renovable mientras no se consuma como media más que la que se obtenga de la precipitación.

Lo anterior quiere decir que se pueden salvar años secos con las reservas de agua que pueden estar contenidas en embalses o recurriendo a las aguas subterráneas; pero incrementar el consumo medio por encima de la pluviosidad media es agotar la seguridad de subsistencia. Éste es un hecho que está ocurriendo en muchos países del mundo.

El ejemplo que no admite discusión es el que protagoniza Arabia Saudita: gracias a una serie de pozos se está bombeando agua para la producción de trigo a gran escala, transformando un desierto en tierra de cultivo cuyos frutos permiten la exportación de grano. Gran parte del agua que se bombea del interior de la tierra es de origen fósil, de manera tal que los acuíferos no tienen alimentación ni desagüe, por lo que el término agotamiento tiene un sentido físico muy definido: el fin absoluto del agua en la formación. Otra parte muy importante proviene de acuíferos con una alimentación muy deficiente, debida precisamente a la falta de pluviosidad: su agotamiento marcaría un punto de no retorno.

El caso canario es diferente; se bombea agua de un macizo muy fracturado lleno de agua que la condensación y, excepcionalmente, la lluvia se encargan de renovar. En esta masa se perforan pozos que drenan la formación y de los que se extrae el agua, dejando espacio en el interior de la roca para un nuevo llenado; ésta podría ser una política hidráulica sostenible, pero la extracción supera el aporte de agua, siendo necesario bajar los niveles de explotación de manera continua.

Así, los pozos más someros van quedando en seco, y es necesaria su sustitución por otros más profundos.

De esta manera, el agua se encarece al ser necesaria la perforación de nuevos pozos y la extracción de niveles más profundos; el recurso es cada vez más escaso en relación con las necesidades que se van creando, y en el caso de las Islas se acaban satisfaciendo con desalinizadoras de agua procedente del mar. Consumo, como el de riego de campos deportivos, se puede realizar con un gasto energético que se incrementa por días, atacando la sostenibilidad por todos los frentes.

El mantener en estas condiciones un nivel elevado de consumo supone un gasto energético que condiciona una problemática en cuanto a contaminación; en otros casos se llegará a límites insalvables, como puede ser el antes citado de Arabia. Otro caso del mismo tipo afecta a territorios más cercanos: es el de Almería, que igualmente explota aguas fósiles.

Casos de tintes muy trágicos se plantean en naciones enteras en las que la economía está apoyada en un consumo insostenible; con respecto al agua es fácil de valorar el carácter del consumo haciendo el balance entre éste y las posibilidades del recurso. En EE UU, por ejemplo, se está utilizando más agua de la que reponen los elementos, hecho que indica que se está secando el país. Espléndidos acuíferos están descendiendo de nivel sin siquiera la posibilidad de poder desalinizar el agua más que en regiones costeras.

La anterior problemática se complica por las condiciones ambientales; el agua de lluvia cae en terrenos contaminados y a su vez se contamina, imposibilitando cualquier uso. Los bosques, que como ya se citó son retenedores de la humedad, lugares de recarga de acuíferos, embalses naturales, desaparecen.

Se consume cada vez más y se ponen límites artificiales a la creación de nuevos recursos, dando como resultado que éstos disminuyen cada año; ambas curvas acabarán por cortarse, momento en el que la humanidad se verá ante un problema tan arduo como tantos otros que se han ido creando por causas antropogénicas.

En el Estado español el consumo de agua supone unos 1 200 metros cúbicos por persona y año, con la distribución siguiente:

Industrial 1 %

Urbano 12 %

Agrícola 87 %

 

Se puede apreciar que el consumo no está compensado entre las tres divisiones que se han realizado, siendo muy minoritaria la participación de la primera partida. Pero incluso en ésta se ha sufrido por causa de la falta de agua: en Puertollano hubieron de parar la petroquímica y la refinería en una ocasión. En la parada se tomaron medidas de ahorro que a la postre permitieron reducir el consumo, reciclando el agua y reutilizándola; de haberse tomado estas medidas por adelantado, se hubieran evitado los expedientes de cierre temporal que afectaron a unos cientos de trabajadores.

No es difícil acordarse de períodos de penurias hídricas en las ciudades; los cortes de suministro son una de las consecuencias de estos episodios, así como la falta para riego en calles y jardines. Sólo en los momentos comprometidos se realizaron campañas de concienciación dirigidas a la población para evitar despilfarros, ignorando que la práctica del ahorro, para que sea efectiva, ha de ser continua, rutinaria.

En la agricultura el despilfarro es colosal; se parte de redes de distribución que pueden llegar a perder el 90 % del caudal, para acabar en formas de riego de elevadísimo consumo. La falta de importancia que la Administración concede al agua adquiere su dimensión real en la falta del valor que le imputa en su cobro para usos agrícolas; consecuentemente, el labrador no está motivado, al menos económicamente, para llevar a cabo un ahorro.

Por lo que respecta a la madera, otro recurso en principio renovable, ya se ha hablado en estas páginas del agotamiento de los bosques, por su explotación excesiva; tras esta explotación queda muchas veces el desierto. El mero consumo de la leña para la cocción de los alimentos ha llevado a algunas zonas a tener que afrontar lo que se conoce como «la crisis de la madera»; ésta, como tantas otras, no podrá ser satisfactoriamente resuelta por los empobrecidos pobladores locales, y en estas ocasiones se echa de menos la ayuda de organismos internacionales. En este sentido, el regalo de modestísimas cocinas de leña de alto rendimiento, muy lejos, por su escaso valor económico, del cacareado 0,7 %, haría mucho mejor servicio a esta gente que el sufragar carreteras por las que pueden ser exportados plátanos, piñas, café o cacao, artículos que sólo benefician al Primer Mundo.

El caso de los bienes no renovables es aún más trágico que el anterior; se define la prosperidad económica por la abundancia, abundancia que afecta principalmente a los bienes no renovables. Recordando nuevamente al ministro Rato («buenas noticias: el consumo está aumentando»), se debe suponer que no pensaba que los objetos que se consumen están llenos de energía, hierro, cromo, agua... que corren a su agotamiento.

En el caso de bienes no renovables, los ejemplos han de referirse a elementos de origen mineral. Cuando la Tierra quedó constituida como un cuasi sólido, se formaron una serie de depósitos en los que la primitiva humanidad encontró elementos con los que se manufacturaron los primeros instrumentos para su defensa y producción de bienes y servicios. Con este apoyo se pudieron sustituir las antiguas épocas de litismo, para dar paso al hierro, latón... que pusieron las bases a nuestra civilización.

Este despegue pudo efectuarse gracias a que las masas minerales afloraban y estaban al alcance de los antiguos pobladores; en estas circunstancias les era suficiente saber distinguir algunos minerales del resto de los constituyentes de la corteza terrestre para obtener las materias con las que fabricar las herramientas que deseaban. Posteriormente, y una vez acabados estos minerales que estaban bajo su vista, hubo que recurrir a procedimientos más tecnificados para llegar a los filones.

A este respecto cabe citar que los romanos establecieron relaciones muy acertadas entre vegetación y composición mineralógica del subsuelo, siéndoles factible llegar a masas explotables ocultas; de esta forma pudieron explotar minas de muy diversos metales: oro, plomo, hierro...; pero estos nuevos conocimientos no valieron más que para yacimientos someros, que fueron agotados en esta segunda fase.

Modernamente, los métodos de investigación geoquímicos y geofísicos permiten conocer las masas minerales más ocultas, poniéndolas a disposición de la humanidad y con ello se aproxima la tercera -y última, por ahora- fase de explotación. Haciendo un circunloquio, conviene decir que en tiempos se llamó criaderos a los depósitos naturales de minerales, en la creencia de que si una mina se agotaba y se la abandonaba por un tiempo, se volvían a generar el mismo tipo de sustancias que con anterioridad a la explotación allí se encontraban.

Esta superstición se ha superado y se sabe que si un filón se agota, quedará en ese estado durante todo el resto de la historia humana: si se ha beneficiado y agotado una capa de carbón, éste se habrá transformado en contaminación atmosférica, en cenizas y poco más. En el caso de una masa mineral, la historia será distinta: se habrán hecho objetos diversos que por acción de los agentes meteorológicos se habrán disgregado, quedando esparcidos como contaminación -grave o no- en zonas más o menos amplias, pudiendo incluso haber llegado al mar.

De esta manera, el consumo va acabando con los yacimientos, empezando por los más inmediatos, pero persiguiendo las fuentes de recursos hasta los confines de la Tierra; cada vez serán más caras de explotar y extraer las materias primas, pero esta carestía está, en parte, compensada por las mejores tecnologías que pueden hacer aprovechables, en un momento, yacimientos que en otro fueron marginales.

Esta especie de competencia establece en cada época aquellos criaderos que pueden ser motivo de explotación: se establece un precio y el proceso técnico económico prosigue. La cuestión es que la tendencia al encarecimiento de las materias minerales, por las razones geológicas apuntadas, prosigue indefinidamente, y esta dialéctica permite plantearse que el fin de los recursos es un problema absolutamente real al que habría que dedicar una atención intensísima.

En un estudio ya clásico, Los límites del crecimiento, informe al Club de Roma, realizado por un equipo del Instituto Tecnológico de Massachussetts, se planteaba esta cuestión sobre el ejemplo concreto del cromo, metal que encuentra aplicación en recubri-mientos superficiales para protección de piezas (cromado) y como aditivo a aceros para conseguir tenacidad o propiedades antioxidantes.

En este estudio se definen dos tasas de consumo:

- Consumo actual. En el tiempo en el que se escribía el informe, 1972, se consumían 1,85 millones de toneladas/año de este metal; como quiera que las reservas se calculaban en 775 millones de toneladas, se podía contar con cromo para 420 años, cifra que permite respirar con una cierta tranquilidad.

- Consumo exponencial. Es un hecho que el consumo se incrementa año tras año, y así se hacía observar en el informe; en éste se apunta que para el cromo la cifra que se ha de retener es de 2,6 % anual. Si continuara este ritmo de consumo e incremento, la cifra que se obtiene para la duración de este recurso será de 95 años, que empieza a ser inquietante.

Para satisfacer a aquellos que tienen «teñida el alma de verde» -color de la esperanza- hace otro cálculo en el que supone que gracias a la técnica y a la investigación geológica se puedan multiplicar por 5 las reservas; conjugando estas cifras con el consumo exponencial, se llega a la conclusión de que en este caso se tendría cromo para 154 años, no para 95 por 5 años.

Para rematar el tema, supone que a partir del momento de la escritura del informe se inicia una campaña de reciclaje absoluto, de tal manera que el 100 % del cromo se recupera; ¡ni siquiera en este caso el recurso sería ilimitado! Dado el crecimiento del consumo en 235 años la demanda sobrepasaría a la oferta.

La parte del león de todo este argumento está en admitir la progresión geométrica de una magnitud; el afirmar que algo puede evolucionar geométricamente es equivalente a ponerse inerme ante ametralladoras: el resultado es la muerte. Da lo mismo que el tema sea natalidad, consumo o cualquier otro; hay que cortar esta vía de crecimiento; éste ha de pararse en un momento y pensar en una estabilización del consumo global, dedicando la atención a la buena distribución. En otras palabras: desarrollo en lugar de crecimiento.

Debe decirse que el caso del cromo es el ejemplo explicativo de un cuadro en el que figura una amplia serie de recursos minerales: metales y combustibles. La preocupación por la desaparición del cromo ha de extenderse a todos los productos que provienen de la minería: ninguno de ellos tiene visos de poder pasar el siglo XXI, dada la marcha del mundo.

Por supuesto, los autores del informe indicaban que el cálculo de la duración de los recursos debe complicarse con la consideración del encarecimiento de éstos cuando se comience a notar su escasez, el éxito en la búsqueda de nuevos sucedáneos y otras razones; así, subrayan los autores del informe, difícilmente se llegará al fin de un recurso por el encarecimiento que supone agotar los últimos residuos de un yacimiento. Son consideraciones que no afectan al núcleo del problema: se está matando el porvenir de los descendientes de la actual generación.

En cuanto a la última condición impuesta con respecto a la sostenibilidad del mundo, la relativa a residuos, ya se ha hecho referencia a ellas en páginas anteriores; se han relacionado residuos con el consumo al que invita la sociedad moderna, pero en estos momentos se puede dar un pequeño giro a la cuestión y no verla exclusivamente representada en un montón de cajas de embalaje o en un vertedero, sino en el cambio químico y físico que está sufriendo el medio por efecto de los vertidos que se realizan a diario merced a la explotación de los bienes renovables y de los no renovables.

Es necesario destacar una primera circunstancia: la humanidad ha despreciado los efectos que ha causado en la naturaleza. Desde las épocas prehistóricas, las sociedades han actuado sobre el medio y han producido consecuencias que ahora hay que lamentar: desaparición de especies, desertización... pero contrariamente a lo que podría parecer lógico, se sigue sin tomar las precauciones que requieren los daños que continuamente se producen.

Esta segunda circunstancia puede verificarse en todos los ambientes; se citan al respecto los medicamentos, que son retirados del consumo una vez que se han puesto en evidencia daños que se han producido con sus tratamientos. Están legislados los ensayos que se han de efectuar con este tipo de artículos, pero por fas o nefas, los accidentes, e incluso tragedias, que se han provocado en este sentido siguen siendo enormes.

Más graves, quizás, han sido los envenenamientos masivos que se han producido por las maniobras con los productos fitosanitarios; contaminaciones que ya se han manifestado capaces de afectar a más de una generación. Sin embargo, la labor de vigilancia sobre estas prácticas no aumenta ni mejora, pudiendo en cualquier momento repetirse.

En el fondo de ello hay una lógica incluida: si verdaderamente se pretende el aumento de la producción, si la felicidad y las buenas noticias se relacionan con un consumo cada vez más intensivo, no se deben poner obstáculos a esta trayectoria; los accidentes que puedan ocurrir producirán los mártires que toda hazaña necesita.

Un fenómeno que se ha medido esporádicamente es el aumento de la contaminación; aun cuando hay laboratorios independientes que se ocupan de ello, no han podido realizarse mediciones sucesivas de todos los elementos extraños y de sus causas; sin embargo, parece deducirse, conclusión que confirma la observación social, que el aumento de las emisiones se debe más a un afán de consumo de la población privilegiada que al aumento de la población; conclusión que debe mantenerse incluso teniendo en cuenta el número de personas que, dejando de ser marginales, se incorporan al despilfarro.

Aumentos como los que ha habido en España en el consumo eléctrico en los últimos años, aumento que se ha elevado al 5 % anual en alguna ocasión, son difíciles de explicar sin la insistencia institucional en que el consumo es sano y el único medio de ser persona; la identificación entre la cúpula bancaria, la industrial y la política, y las ósmosis entre estos tres niveles, evidentes en tantas ocasiones y más discretas en otras, hacen que la defensa de intereses particulares sea el principio, en la mayoría de los casos, de las políticas que se aplican en el Estado.

Así, se supone que el aumento del consumo energético es un bien, pero si se considera el incremento de emisiones de CO2, gas de invernadero, el incremento de emisiones radiactivas, las emisiones de plomo y mercurio por parte de las térmicas y los escapes de los coches, se puede afirmar que cada punto que aumente el consumo de energía es un nuevo clavo que se pone al ataúd mundial.

El crecimiento de la contaminación va de la mano de un crecimiento del consumo; si se admite que el consumo de cromo puede aumentar en 2,3 % al año, y se sabe que las operaciones de mineralurgia y metalurgia producen una serie de contaminantes, al apoyar un consumo superior se está dando la bienvenida a un mundo más venenoso. Si además un gran porcentaje de este metal se utiliza en productos bélicos, se cierra un anillo de salvajismo con el que se quiere poner cerco a los mejores instintos humanos.

No hay que invocar a la ciencia o a la técnica para que salven este escollo; la técnica, apoyada en los progresos científicos, puede depurar mejor los efluentes acuosos o gaseosos, separando con más eficacia los componentes tóxicos, pero si al mismo tiempo se aumenta la cantidad de estos efluentes, por un incremento de la producción, a la postre no se habrá ganado nada fundamental. El reducir el consumo vuelve a ser primordial para obtener efectos beneficiosos en el medio, como consecuencia de una disminución de la contaminación.

Se ha medido la concentración de contaminantes, algunos con una precisión y continuidad merecedora de todo elogio; como ejemplo, el caso del CO2. De este gas se habló en el apartado «El bumerán de la deuda», así como de sus efectos en el cambio climático. No es un gas tóxico, pero sí tiene efectos en la naturaleza: anula, en parte, la capacidad de la Tierra para refrigerarse, y de este modo es el protagonista del cambio climático. El efecto es de tal importancia, que se ha establecido un organismo llamado Panel Intergu-bernamental sobre el Cambio Climático (IPCC en sus siglas inglesas), cuya misión es el estudio de la evolución climática como consecuencia de la actividad humana.

El panel está compuesto por unos 1 500 científicos con especialidades muy diversas y con unos medios impresionantes, y su misión es poner en relación los cambios químicos que está sufriendo la atmósfera con las variaciones que han de preverse en el clima y, en concreto, con la temperatura media de la Tierra. Mediante supuestos, pueden estimar la composición futura de la atmósfera e incluso calcular, a partir de esta composición, la potencia radiante de la Tierra que va a evitar la nueva atmósfera; pero traducir este número a grados centígrados de diferencia de temperatura es algo en lo que no se han puesto de acuerdo.

Bien, independientemente de que se piense que ya se ha actuado sobre el clima por el vertido de gases de invernadero a la atmósfera, y que se ha actuado fuera de los límites prudenciales, se debería intentar contestar a la siguiente cuestión: ¿Cuánto CO2, sobre la cifra preindustrial de 280 partes por millón, ppm, puede llegar a tener la atmósfera para mantener los daños bajo un cierto nivel? Nadie ha podido contestar esta cuestión, y los más osados han manifestado que las 370 ppm que tenemos en este momento es excesiva.

Puede ser considerado deprimente que en un tema que se ha estudiado con toda intensidad, como el del cambio climático, no se haya llegado a conclusiones inequívocas y que incluso los científicos -físicos, oceanógrafos, meteorólogos...- que están trabajando codo con codo difieran en sus apreciaciones del fenómeno. Pero en este tema hay bastante más unanimidad que en otros que se refieren a cuestiones igualmente globales: lluvias ácidas, extinción de especies, protección de la capa de ozono...

A partir de este resultado hay que plantearse que el límite prudencial de un contaminante en el medio es difícil, si no imposible, de establecer; contaminaciones insignificantes de ciertas sustancias, dioxinas por ejemplo, serían auténticamente fatales, ya que son causas de abortos, criaturas deformes, cánceres..., pero dar cifras en gramos por kilómetro cuadrado, por ejemplo, no se ha llegado a determinar.

Es la precaución la que debe guiar los pasos; cuanto antes se tomen medidas para limitar la contaminación, menos peligro se correrá de cruzar umbrales de no retorno. Conviene insistir en que la gran inercia que presenta el sistema mundial puede realizar malas pasadas.

Posiblemente es la cuestión de protección de la capa de ozono uno de los aspectos en los que la humanidad ha reaccionado con mas prontitud: a principio de los ochenta surgieron las primeras voces de alarma sobre los periódicos enrarecimientos del ozono estratosférico, y ya en los noventa se actuó prohibiendo alguno de los compuestos del fatídico cloro que amenazaba con acabar con el filtro de los rayos ultravioletas.

Los distintos tratados que se establecieron en este sentido permiten asegurar que las emisiones a la atmósfera de productos lesivos para la capa de ozono pasarán a ser insignificantes con el comienzo del siglo XXI, y sin embargo, será necesario mucho tiempo antes de que dejen de aumentar en la estratosfera. La atmósfera hará el oficio de almacén que poco a poco irá suministrando a los niveles superiores de la envoltura gaseosa de la Tierra el cloro y bromo, que son los principales causantes del empobrecimiento en ozono.

Efectos similares se han podido comprobar con otros contaminantes; una vez prohibido el consumo de DDT, siguió aumentando su presencia en pescados, y por tanto en los ictiófagos, como son los pingüinos en el Antártico, las focas del Ártico y las personas; posiblemente aún no haya bajado la concentración en los animales a los niveles en los que estaba situado en el momento de la prohibición.

No cabe hacerse ilusiones manteniendo la producción de materias tóxicas; la supervivencia en el medio de estos compuestos es enorme, puesto que no son asimilables por los animales. Al ser ingeridos pueden ser neutralizados en una mínima parte, pero en una gran proporción continuarán una marcha a través de la vida, dejando un sinfin de víctimas por el camino.

(Las sustancias naturales tienen una trayectoria muy distinta: en parte son asimiladas por los seres vivos, y los desechos que éstos produzcan sirven como alimento a otro escalón vital: nada sobra, todo se utiliza, todo se recicla).

Otro efecto, hoy por hoy imprevisible, es el que hace referencia a la concentración y bioconcentrabilidad de los tóxicos; del mismo modo que en unos puntos del mundo se concentra el cromo y en otros el hierro, obedeciendo a causas físicas o químicas no siempre bien explicadas, los productos tóxicos pueden concentrarse bien a través de las cadenas tróficas u otros mecanismos. De esta manera, podría ocurrir que se llegaran a ingerir materias de consumo ordinario que sean mortales al haber sido contaminadas por productos tóxicos.

Este mecanismo es distinto del que se denuncia con relación a frutas y verduras rociadas con bioquímicos; aquí ha habido una contaminación directa en la que, mediante un simple lavado, se arrastran, normalmente, parte de los materiales tóxicos, hasta dejar cantidades de ellos que sólo a la larga manifestarán su poder contaminante.

En estas cuestiones en las que intervienen tóxicos en cantidades y variedades tan enormes, la ciencia humana se ha visto incapaz de dictaminar con rigor los límites de toxicidad; surgen sorpresas cada día y las personas conscientes se notan continuamente bajo una espada. Pocas veces merecerá la pena iniciar una línea de fabricación en la que se obtengan como residuos sustancias de las que no conste con claridad meridiana su inocuidad; los juegos de ruleta, en este sentido, deben ser proscritos o si se quiere expresar en términos de eslogan: «No más Blhopales», para lo cual es necesario tomar todas las precauciones necesarias y disponer de tiempo para efectuar los ensayos de laboratorio y otros hasta poder tener la seguridad suficiente; incluso en estas condiciones se fallará a veces, pero el número de veces será consecuentemente menor.

Hay otro tema a tener muy en cuenta: el intervalo que media entre la creación de una sustancia tóxica y la manifestación de sus efectos nocivos puede ser grande; como paradigma de este fenómeno puede recordarse el caso, ya citado, del DDT.

Es necesario recalcar que de día en día el mundo es más frágil; el número de sustancias extrañas a la biosfera libradas en la atmósfera es cada día mayor y éstas pueden reaccionar en el medio o dentro de los organismos causando efectos absolutamente imprevisibles, a nivel del actual conocimiento humano.

Otro particular que no debe olvidarse en el estado actual es que cualquier sustancia puede extenderse por todo el mundo; ya se ha comentado la presencia de DDT en la grasa de los pingüinos de la Antártida, la presencia de plomo, debido a la gasolina antidefla-grante en los hielos de Groenlandia, y se podrían dar cientos de ejemplos; cualquiera de ellos debe poner en guardia sobre este hecho indiscutible: un solo mundo para vivir.

El consumo, sea dicho como resumen de este apartado, puede frenarse por la escasez de materias primas o por el incremento de la contaminación que se produce en la fabricación de bienes. Puede también reducirse por la consideración ética de que se está agotando lo que corresponde a nuestros descendientes.

 

 

 

La sociedad de consumo: la necesidad de un cambio

Radiochango: Konciencia Social

El desarrollo económico y político actual se caracteriza, según el último informe del Worldwatch, mas que por la victoria del capitalismo y la democracia sobre el comunismo, por el consumismo. El consumismo hoy domina la mente y los corazones de millones de personas, sustituyendo a la religión, a la familia y a la política. El consumo compulsivo de bienes es la causa principal de la degradación ambiental.

El cambio tecnológico nos permite producir más de lo que demandamos y ofertar más de lo que necesitamos. El consumo y el crecimiento económico sin fin es el paradigma de la nueva religión, donde el aumento del consumo es una forma de vida necesaria para mantener la actividad económica y el empleo.

El consumo de bienes y servicios, por supuesto, es imprescindible para satisfacer las necesidades humanas, pero cuando se supera cierto umbral, que se sitúa en torno a los 7.000 euros anuales por persona, se transforma en consumismo.

1.700 millones de consumidores, 2.800 millones de pobres

En el mundo la sociedad de consumo la integran 1.728 millones de personas, el 28% de la población mundial: 242 millones viven en Estados Unidos (el 84% de su población), 349 millones en Europa Occidental (el 89% de la población), 120 millones en Japón (95%), 240 millones en China (apenas el 19% de su población), 122 millones en India (12%), 61 millones en Rusia (43%), 58 millones en Brasil (33%) y sólo 34 millones en el África subsahariana (el 5% de la población). En total en los países industrializados viven 816 millones de consumidores (el 80% de la población) y 912 millones en los países en desarrollo (sólo el 17% de la población del Tercer mundo).

Mientras los 1.700 millones de consumidores gastan diariamente más de 20 euros, hay 2.800 millones de personas que tienen que vivir con menos de 2 euros diarios (lo mínimo para satisfacer las necesidades más básicas) y 1.200 millones de personas viven con menos de 1 euro diario en la extrema pobreza. Mientras el estadounidense medio consume cada año 331 kilos de papel, en India usan 4 kilos y en gran parte de África menos de 1 kilo. El 15% de la población de los países industrializados consume el 61% del aluminio, el 60% del plomo, el 59% del cobre y el 49% del acero. Cifras similares podrían repetirse para todo tipo de bienes y servicios.

Consumismo y pobreza conviven en un mundo desigual, en el que no hay voluntad política para frenar el consumismo de unos y elevar el nivel de vida de quienes más lo necesitan.

La clase de los consumidores comparte un modo de vida y una cultura cada vez más uniforme, donde los grandes supermercados y centros comerciales son las nuevas catedrales de la modernidad.

Si los hábitos de consumo de los 1.700 millones de consumidores se extendiesen a toda la población mundial (6.300 millones de personas), la situación sería completamente insostenible, a causa del consumo de agua, energía, madera, minerales, suelo y otros recursos, y la pérdida de biodiversidad, la contaminación, la deforestación y el cambio climático.

Entre 1950 y 2002 el consumo de agua se ha triplicado, el de combustibles fósiles se ha quintuplicado, el de carne creció un 550%, las emisiones de dióxido de carbono han aumentado un 400%, el PIB mundial aumentó un 716%, el comercio mundial creció un 1.568%, el gasto mundial en publicidad creció un 965%, el número de turistas que salieron de sus fronteras creció un 2.860%, el número de automóviles pasó de 53 millones en 1950 a 565 millones en 2002 y el consumo de papel creció un 423% entre 1961 y 2002. Las importantes ganancias en eficiencia se ven rápidamente absorbidas por el aumento del consumo. Las viviendas son cada vez mayores y los automóviles cada vez más potentes.

Pero la solución no puede ser un nuevo apartheid, que limite el consumo a esa minoría del 28% de la población mundial.

La población crece, pero cada vez menos, y probablemente se estabilizará en las próximas décadas en unos 9.000 millones, como ya ha sucedido en la mayoría de los países industrializados. Pero el consumo sigue creciendo, y las necesidades, como demuestra cualquier manual de economía, son infinitas.

¿Cuánto consumo es suficiente? El consumo, a partir de cierto umbral (13.000 euros anuales por persona, según las encuestas), no da la felicidad. El consumidor trabaja demasiadas horas para pagar el consumo compulsivo, y el poco ocio lo pasa en el automóvil (el estadounidense emplea 72 minutos detrás del volante) o delante del televisor (más 240 minutos diarios de promedio en las sociedades actuales). Cada vez se ve más atrapado en una espiral de consumo, endeudamiento para consumir y trabajar para pagar un endeudamiento mayor. El consumo se hace a consta de hipotecar el futuro, como en el auge del ladrillo en la España actual.

Hoy es necesario un nuevo paradigma basado en la sostenibilidad, lo que supone satisfacer todas las necesidades básicas de todas las personas, y controlar el consumo antes de que éste nos controle. Entre las medidas más inmediatas hay que eliminar las subvenciones que perjudican el medio ambiente (850.000 millones de dólares anuales que incentivan el consumo de agua, energía, plaguicidas, pescado, productos forestales y el uso del automóvil), realizar una profunda reforma ecológica de la fiscalidad, introducir criterios ecológicos y sociales en todas las compras de bienes y servicios de las administraciones públicas, nuevas normas y leyes encaminadas a promover la durabilidad, la reparación y la "actualización" de los productos en lugar de la obsolescencia programada, programas de etiquetado y promoción del consumo justo. Y todo ello dentro de una estrategia de "desmaterialización" de la economía, encaminada a satisfacer las necesidades sin socavar los pilares de nuestra existencia.

 

 

 

Por qué no usar Linux...

Propuesto por IU-ICV y ERC, pero al final el Congreso rechaza que sea obligatorio el uso de software libre por parte de la Administración.

Es curioso. Quizá vean mejor Windows. Steven J. Vaughan-Nichols nos demuestra en este texto de una forma muy cínica el por qué no hay que usar Linux hoy en día, tanto es así que me he permitido la libertad de traducirlo.

Amo Linux. Lo uso en mis servidores, en mi portatil, en mi ordenador de ocio, donde está conectada además una HDTV TiVo y mi reproductor DSM-320 D-Link, que hace que mi equipo se convierta en una libreria multimedia con terabytes de almacenamiento. Incluso tengo Linux instalado en mis puntos de acceso Linksys WRT54G Wi-Fi, que hace que todo funcione correctamente.

Pero, Linux no es para todo el mundo. Seriamente. Aquí están 5 razones por las que tu no deberías nunca migrar a Linux

Razón número 1: Linux es demasiado complicado

Incluso con los entornos gráficos KDE y GNOME, es posible –no mucho, pero posible– que necesites usar la consola de comandos para editar cualquier fichero. Compara que con Windows donde, es posible –no mucho, pero posible– que necesites usar la línea de comandos una y otra vez, o editar el registro, donde, como les encanta decir a la gente, un pequeño movimiento en falso podría destruir tus sistema para siempre.

Razón número 2: Linux es difícil de instalar

Es verdad, después de todo, con Linux tan modernos como Xandros Desktop o SimplyMEPIS, necesitas poner el CD o DVD, pulsar el 'Enter', dar un nombre al ordenador y teclear una clave de administrador.

Dios, eso es difícil.

Por otra parte, con Windows, todo lo que necesitas es sólo poner un CD o DVD, hacer lo que acabo de decir y entonces inmediatamente después descargar todos los parches disponibles. Después, Symantec te dirá que ha encontrado en el sistema alguna inestabilidad y que el sistema tardará sólo unas horas en empezar a estar comprometido.

¿Sistemas Linux sin parches? Oh!, duran meses, pero, ¿que hay de divertido en eso?

Razón número 3: Linux no tiene suficientes programas

Realmente ahora. Es decir, la mayoría de los sistemas Linux sólo vienen con navegadores Web seguros como Firefox; un cliente de email como Evolution; clientes de mensajería instantánea como GAIM; herramientas office como OpenOffice.org 2.0; editores de páginas Web como Nvu; y más, y más…

Microsoft, por otra parte, te dá Internet Explorer y Outlook Express, los clientes Web y email más populares del mundo, aunque tengan pequeños pequeñiiiisimos problemas. Desde luego, que Windows tiene un cliente de mensajería, el Windows Messenger, el que, por su parte, tiene también algunos problemillas.

Y Microsoft también tiene Microsoft Office, que ,… oh!, espera, que eso no te lo dan con el sistema operativo, ¿a que no? Tampoco te dán me parece ningún editor de Webs.

Bien, que aun así, Windows tiene muchas más opciones de software, ¿no?. Como Lotus 1-2… ¿de verdad? No lo sabía. O WordPerfect… ups, que está un poco obsoleto también.

Aun así, si quieres usar programas de Microsoft a precios Microsoft, Windows es el sistema operativo perfecto para tí!

Razón número 4: Linux no es seguro

Si Microsoft dice eso, ¡tiene que tener razón!. Seguro que puedes estar una semana entera sin leer ningún titular de que Windows tiene un problema de seguridad, menos aún en secciones especializadas como la de la revista eWEEK.com! A quién vas a creer, ¿a Windows o a tus ojos?

Razón número 5: Linux es mucho mas caro

¿Estas llamando a Microsoft mentirosa? Estas molestas compañías de Linux como Red Hat o Novell/SUSE te cobran una tarifa por soporte. Otros como Linspire te venden el producto. ¿Como osan ellos, cuando te lo puedes descargar grátis la versión completa y totalmente funcional de casi todas las distribuciones de Linux.

Tu ordenador, por otra parte, casi que vendrá con el Windows preinstalado… ¡gratis!

Oh, espera… ¿que no es gratis? Windows se lleva bastante porcentaje del presupuesto total de tu ordenador.

Hmmm. Bien, aun así, está todavía allí, y tiene todo lo que necesitas.

¿Seguro? ¡Por supuesto!

Excepto, por supuesto, que quieras comprar algún programa antivirus (Norton Anti-Virus: 30€), aun programa antiespía (McAfee Anti-Spyware: 20€); y un completo firewall (Zone Alarm Pro: 30€). Pero, ¿quien necesita esos programas cuando se tiene algo como Windows?

Y seguimos…

Cuando lo piensas realmente, puedes ver que hay un montón de razones por las que no usar Linux.

Simplemente no hay ninguna buena.

 

Documento extraido de: http://86400.es/2005/12/25/por-que-no-usar-linux/

 

 

Licencias Windows vs licencias Linux

Estudio comparativo de las diferencias entre las licencias de los dos sistemas operativos más extendidos.

En meses pasados se llevo a cabo un estudio para determinar las diferencias entre la licencia utilizada por el sistema operativo Microsoft Windows XP (EULA) y la licencia utilizada por el software de código abierto, entre los que se incluyen Linux (GNU GPL).

El estudio fue llevado por Cybercurse empresa líder en Australia que provee servicios TI enfocados en Unix, Linux, TCP/IP y Windows.

Entre lo destacado de este estudio, se revelo que mientras que la licencia EULA, pretende proteger a la empresa Microsoft, la licencia GNU GPL se enfoca más hacia los derechos del usuario
 

Por otro lado, la licencia de Microsoft (EULA) tiene por objetivo limitar al usuario a tomar acciones, elecciones u opciones sobre el software, entre tanto que la GNU GPL se dedica a salvaguardar los derechos de los desarrolladores originales para mantener la continuidad y la accesibilidad del código fuente para el software.

Cabe hacer notar que la licencia utilizada para este estudio fue la EULA por que es representante del más nuevo sistema operativo que Microsoft tiene al publico para el usuario promedio.

En una conclusión del estudio se puede citar los siguientes puntos:
 

La licencia EULA:

  • Se prohíbe la copia.

  • Puede ser empleado en un único ordenador con un máximo de 2 procesadores.

  • No puede ser empleado como webserver o fileserver.

  • Registro necesario a los 30 días.

  • Puede dejar de funcionar si se efectúan cambios en el hardware.

  • Las actualizaciones del sistema pueden modificar la licencia, si la compañia lo desea.

  • Solo puede ser transferida una vez a otro usuario.

  • Impone limitación sobre la ingeniería inversa.

  • Da a Microsoft derecho para en cualquier momento recoger información del sistema y su uso, y también para entregar dicha información a terceros.

  • La garantía es por los primeros 90 días.

  • Actualizaciones y parches sin garantía.

La licencia GPL:

  • Permite la copia, modificación y redistribución del software.

  • Proporciona garantía de los derechos del usuario a la copia, modificación y redistribución del software.

  • Como no tiene costo, tampoco ofrece garantías.

  • Puede ser vendido y se puede cobrar por los servicios sobre el software.

  • Cualquier patente sobre el mismo debe ser licenciada para el beneficio de todos.

  • El software modificado no debe tener costo por la licencia.

  • Tiene que incluir el código fuente.

  • Los cambios en la licencia deben mantener ciertos términos generales.

Para más información sobre esta nota la puedes encontrar en el siguiente enlace:
http://www.smh.com.au/articles/2003/04/24/1050777342086.html  (enlace original)

http://www.desarrolloweb.com/articulos/1186.php (enlace del articulo relacionado)